Mi ciudad: Ulm

ulm-1

Ulm es una ciudad multicultural, con unos 125 000 habitantes, que se encuentra en el sur de Alemania, más concretamente, en el precioso estado de Baden-Württemberg. El río Danubio separa Ulm de la parte nueva de la urbe, llamada Neu-Ulm (Nueva Ulm), que, curiosamente, pertenece al estado de Baviera.

He de decir que nunca he vivido en Ulm, aunque me habría gustado vivir allí. Sin embargo, nunca me mudé del pueblo donde vivía por razones de trabajo. Como Ulm no está tan lejos de mi casa, y dispone de muy buenas infraestructuras, se puede llegar cómodamente en unos 50 minutos en coche por la carretera general. Además, la urbe ofrece todo lo que uno espera de una gran ciudad. Por un lado, se puede disfrutar de varias ofertas culturales, centros comerciales, actividades para el tiempo libre y zonas verdes para pasear. Por otro lado, Ulm dispone de una impresionante estación de tren y tiene conexión con dos autopistas y cuatro carreteras generales.

ulm-2

Lo que más me impresiona de la ciudad es un monumento muy conocido, la Catedral de Ulm. Es una iglesia protestante de arquitectura gótica que tiene la torre de iglesia más alta del mundo. Como tiene una altura de 161,53 metros, ya destaca desde lejos. En la amplia plaza delante de la catedral tienen lugar varios eventos durante el año, como, por ejemplo, conciertos, espectáculos de cine o teatro y, sobre todo, hay varios mercadillos. Con respecto a ellos, el mercadillo de Navidad es, indudablemente, él que más me entusiasma, y cuando hay nieve, el escenario en la plaza se convierte en un sitio maravilloso y mágico, como si estuviéramos en un cuento.

ulm-3

El barrio que a mí, personalmente, me encanta es el Fischerviertel (Barrio de los Pescadores).Si uno visita esta ciudad, y no da un paseo por esta zona, no sabe lo que se pierde. Recorriendo el Fischerviertel a pie por todos sus callejones preciosos y todos sus puentes pequeños se puede disfrutar del encanto que tiene el barrio. El camino te conduce por varias casas de paredes con entramados, pequeños jardines, un molino de agua antiguo y, desde luego, por varias tiendas y restaurantes que te ofrecen productos y comida típica de la zona.

Por lo tanto, he de reconocer que Ulm se ha convertido en mi ciudad preferida. Cuando viajo a Alemania, siempre me tomo tiempo para visitarla. Si yo tuviera que elegir un lugar en Alemania donde vivir, optaría por Ulm, no me cabe la menor duda.

Mi ciudad: Bolonia

colinas san luca

Capital de la región de Emilia-Romaña, con una población de alrededor de 400.000 habitantes, se la conoce como Bolonia la docta, la gorda y la roja. Docta, por ser la ciudad de Italia con la universidad más antigua, que data del siglo X. Esta urbe de alto nivel cultural tiene una buena cocina, de ahí lo de gorda; y roja, por el reflejo de los ladrillos con los cuales fueron construidos los palacios en Edad Media, aunque últimamente el color rojo quiere reflejar a las Ducati Lamborghini y Ferrari que tienen sede en la región.

En la antigüedad la apodaban “la ciudad de las cien torres” aunque hoy quedan solamente unas pocas. Las Dos Torres, la Plaza Mayor, la fuente de Neptuno y San Luca son los lugares más famosos de Bolonia desde el punto de vista artístico-cultural y con gran atractivo turístico. La más importante arquitectónicamente es La Torre degli Asinelli, siendo esta una de las pocas que perduran, de casi 98 metros de altura, con 498 escalones, desde la cual en un día claro, se pueden divisar hasta Verona, las Dolomitas y los Apeninos toscanos.

torres

Acunada por las verdes colinas por un lado y con la llanura padana como horizonte, Bolonia mantiene un aura sobria y elegante al mismo tiempo; con sus pórticos y sus muros medievales, combina lo moderno con lo antiguo sin ningún brusco corte arquitectónico. Con un área metropolitana llena de pequeñas calles antiguas, donde se pueden todavía encontrar tiendas y negocios familiares, esta gran Villa ofrece numerosos restaurantes especializados en la dieta mediterránea, sobre todo, en la elaboración del plato típico de la ciudad, las tagliatelle al ragú (salsa boloñesa) y tortellini en caldo (sopa). También es típico acompañar estos platos de pasta con una buena copa de vino Sangiovese, cuyas uvas se cultivan en las colinas cercanas, donde se eleva la Basílica de San Luca.

Mi ciudad: Tbilisi  თბილის

1 tbilisi panorama st

Cuando llego a Georgia me encuentra la inscripción “Tbilisi the city that loves you”, y mi corazón late muy fuerte, estoy en mi paraíso, en mi hogar, en mi Tbilisi.

Tbilisi es mi droga, sin la cual no quiero vivir, la tengo en mi mente y la echo mucho de menos, siempre quiero regresar.

tbilisi

Tbilisi es mi querida ciudad natal, que fue fundada en el siglo V d.C. y su nombre se traduce como cálido (თბილი). La ciudad luchadora, que ha sufrido guerras y ataques, en la cual gobernaron reyes, líderes y políticos, en la cual vivía y vive gente de distintas nacionalidades y religiones. Esta ciudad ha visto mucho, pero se ha quedado orgullosa y hermosa. 

El corazón de la ciudad es el  casco histórico, donde el tiempo parece haberse detenido, donde la antigüedad y la modernidad coexisten apacible y naturalmente, donde yo respiro, donde vive mi familia, donde dejé mi alma.

Mi ciudad: Helsinki

helsinki
Mi ciudad es Helsinki.
Mi ciudad está en Finlandia y es la capital de Finlandia.
En mi ciudad no hay mucha gente. La población de Helsinki es solo de 600 000 personas.
Mi ciudad tiene muchos parques.
Mi ciudad es ideal para trabajar.
A mí me gusta mi ciudad porque hay muchas cafeterías. Lo malo es que todo el mundo allí tiene siempre prisa.
Es un poco raro, pero se puede ir a la sauna y nadar en la piscina al aire libre todo el año en el centro de la ciudad.

Mi ciudad: Bari

bari_
Mi ciudad es Bari, una ciudad preciosa y bastante grande, cuenta con 330.000 habitantes y es la tercera ciudad más importante de la Italia meridional. Está situada en Puglia de la cual es es la capital.
En Bari se puede pasear por el paseo marítimo que recorre casi toda la ciudad y se puede disfrutar de los edificios históricos. Muy interesantes son los tres magníficos teatros, uno de estos, el teatro Margherita, está situado sobre el mar casi tocándolo.
bari
La basílica de San Nicolás, del siglo X, es un importante sitio de peregrinación de los italianos y de los ortodoxos de Europa Oriental. En mayo hay una fiesta muy grande en honor del santo con música y procesiones por las principales calles de la ciudad. Alrededor de la basílica se encuentra la antigua ciudad fortificada, “Bari vecchia”, el verdadero corazón de la ciudad. Aquí, de día se encuentran los negocios y los locales donde se puede ir de compras o comer algo típico como la “focaccia” o el “panzerotto”; de noche hay mucha vida nocturna, sobre todo durante el verano.
Lo malo es que de día hay mucho tráfico y el servicio público de transporte en la ciudad es muy feo. Pero, a mí me gusta mi ciudad porque es amigable y divertida; es una ciudad ideal para visitarla y es un lugar de referencia para los viajeros que quieren visitar la región, porque está muy bien comunicada en tren y en avión.

Mi ciudad: Casablanca

casablanca-ciudad

Casablanca está situada en la costa atlántica de Marruecos y es la capital administrativa del país. Mi ciudad tiene uno de los puertos artificiales más grandes del mundo y es el mayor de la zona del norte de África. Es la ciudad más moderna de Marruecos, pero también conserva su medina antigua, que contrasta muchísimo con las grandes avenidas. Sus edificios, que combinan el estilo marroquí con la herencia europea, y la gran mezquita de Hassan II hacen que la ciudad tenga un encanto de cine. Además de la gastronomía tradicional, también se encuentra en Casablanca comida internacional, restaurantes étnicos y comida rápida de todo tipo. Lo malo de mi ciudad es la contaminación causada por el tráfico. El clima de Caasblanca se califica como cálido y templado. La lluvia en Casablanca cae sobre todo en invierno, con relativamente poca lluvia en verano y por eso me gusta.

Mi ciudad: Kalkar

kalkar
Kalkar es un ciudad del oeste de Alemania, muy cerca de Países Bajos. Kalkar tiene unos catorce mil habitantes y sus aldeas están divididas en trece pequeñas partes. El tiempo no es malo. En verano hay cuatro semanas de calor y en invierno nieva.
Durante la guerra, muchas partes de la ciudad fueron destruidas pero quedan numerosos edificios y monumentos históricos.
Kalkar tiene mucha naturaleza y es muy verde. Tiene un lago en una parte de la ciudad, que se llama Wissel. Y en Wissel hay también un parque de atracciones para niños.

A mí me encanta vivir en Kalkar.