Nuestros libros #13: Ogniem i mieczem, de Henryk Sienkiewicz (Polonia)

Rok 1647 był to dziwny rok, w którym rozmaite znaki na niebie i ziemi zwiastowały jakoweś klęski i nadzwyczajne zdarzenia.

Współcześni kronikarze wspominają, iż z wiosny szarańcza w niesłychanej ilości wyroiła się z Dzikich Póli zniszczyła zasiewy i trawy, co było przepowiednią napadów tatarskich. Latem zdarzyło się wielkie zaćmienie słońca, a wkrótce potem kometa pojawiła się na niebie. W Warszawie widywano też nad miastem mogiłę i krzyż ognisty w obłokach; odprawiano więc posty i dawano jałmużny, gdyż niektórzy twierdzili, że zaraza spadnie na kraj i wygubi rodzaj ludzki. Nareszcie zima nastała tak lekka, że najstarsi ludzie nie pamiętali podobnej.

Con sangre y fuego

El año 1647 fue un año extraño, cuando diversas señales tanto en la tierra como en el cielo presagiaban algunas catástrofes y sucesos extraordinarios.

Los cronistas de hoy mencionan que en la primavera de aquel año langostas innumerables aparecieron desde los Campos Salvajes y destrozaron las siembras y los prados, que fue presagio de los ataques de los Tártaros. En verano tuvo lugar un eclipse solar enorme y poco después un cometa apareció en el cielo. En Varsovia se veía una tumba y una cruz ardiente en las nubes, por eso se realizaban ayunos y se daban limosnas porque había quien decía que una peste iba a caer sobre el país y arruinar el género humano. Al final llegó un invierno tan ligero, que la mayoría de los mayores no se acordaban de uno igual.

(Traducido por J. K., de Avanzado 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s