Voces del mundo #13 (Alemania)

Por MCMG

De pequeña he tomado a mi tío por modelo. Dominando cinco idiomas de forma perfecta siempre me parecía muy impresionante y ejemplar. Pero como era una niña un poco caprichosa un día me dijo: ¡Muchacha, ponte a aprender al menos seis idiomas!

Y aquí estoy en mi año libre entre bachillerato y universidad: en Las Palmas de Gran Canaria, la isla de la eterna primavera, un año en el paraíso de los turistas y sobre todo un año para aprender un nuevo idioma. Pensando en eso solo se me ocurren dos palabras: ¡Me encanta! No podría estar más de acuerdo con Federico Fellini, que dijo: ¡Cada idioma es un modo distinto de ver la vida! Es un idioma tan rico y desafiante que a veces prefiero quedarme en el Norte de Gran Canaria que tomar el sol en el Sur para evitar a los turistas hablando alemán o inglés.

En comparación con mi vida en Alemania mi vida aquí en Las Palmas es completamente diferente. Estoy aquí como Au Pair, viviendo con una familia española y trabajando como niñera de dos chicos. No solo estoy muy agradecida por todo lo que me ha ofrecido la familia, sobre todo dándome la oportunidad de aprender español, sino también a toda la gente canaria que me ha ayudado sin interrupción una vez que los prejuicios (pelo rubio —> ¡Dios mío, otra chica de Alemania/Finlandia/Noruega que no sabe ni una palabra española y que seguramente empezará a hablar en un inglés muy rápido preguntando por algo muy difícil por ejemplo un café con leche y un trozo de pizza) quedaron superados, prejuicios que yo no les reprocho. Hasta ahora he tenido varias experiencias negativas con turistas, pidiendo algo con poca paciencia y luego insultando a los empleados sobrecargados en las tiendas, panaderías e incluso en la EOI. Me parece raro que en una isla tan turística mucha gente no sepa hablar al menos inglés, pero eso no disculpa para nada el comportamiento repugnante de algunos turistas.

Quizás sería más fácil si viviésemos en un mundo monolingüe, pero de verdad: ¿dónde estaría la diversión en este mundo? ¡Mi pobre tío! Yo por mi parte me aburriría muchísimo. Por eso seguro que no pararé de soñar en dominar al menos seis idiomas pensando en lo que dijo Mahatma Gandhi: “Aprende como si fueras a vivir siempre”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s