Voces del mundo #18 (Alemania)

Por Janna Da

¿Por qué estoy aquí? Cuando alguien me hace esta pregunta suelo responder: “Es que tengo un proyecto pequeñito que es buscar y encontrar una isla en la que querría vivir. Y también, ¡para aprender el español porque me parece una lengua muy bonita!”
Aunque lo susodicho no es mentira, otra verdad es que soy adicta al cambio. Por un lado, no me gusta desarrollar una rutina. Por otro lado, soy curiosísima sobre cómo la gente vive su vida en otros países y entornos.
Muchas veces estuve/estoy sorprendida por la paciencia de la gente. Los camareros que no se enfadan conmigo por preguntar por quinta vez qué lleva la tortilla. Los dependientes en las varias tiendas que siempre tienen tiempo para charlar un poquito. El chico que, para aprender el alemán, queda mucho conmigo pero lo único que hablamos es el español porque piensa que, viviendo aquí, para mí es más importante aprender el español. Los dueños de los varios bares y cafeterías en las aldeas de montaña a los que les encanta contar unas historias de la región. Los chicos en el Carnaval que en vez de bailar como locos con sus amigos se bajan a mi nivel de la lengua y hablan conmigo sobre cosas interesantísimas. Por supuesto, bailamos y bebimos juntos también, era el Carnaval, ¿no?
De buena gana la gente me ayuda. ¡Y todo esto, aunque las Canarias son unas islas muy turísticas y los habitantes están rodeados de extranjeros casi todo el año! ¡Los canarios verdaderamente me impresionan!
Pero a pesar de que la gente es tan simpática y abierta otra vez en mi vida estoy me estoy dando cuenta de que para formar parte de una comunidad es imprescindible verdaderamente saber la lengua. Por eso voy a volver para aprender más sobre ellos y de ellos y para conocer todo lo que aún no he encontrado. Como la comunidad alternativa.
Con respecto a mí misma: no he progresado mucho. Todavía no sé qué prefiero: vivir en el campo o en una ciudad. Vivir en Alemania o en otro país. Vivir en una isla en donde hace sol o en una isla que está menos poblada porque ahí llueve mucho. Pero lo que sé por cierto es que me encanta la lluvia más de lo que ya sabía, que echo en falta los grandes árboles de hoja caduca y que necesito estar rodeada de gente amable que me inspira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s