Mi patria chica #1

Por Peter Hubertus Alemán

Es el dialecto de la gente de una región que me abre el corazón; es una combinación de siluetas, colores, sonidos y platos que así solo existe allí: colinas verdes o cubiertas de nieve, el castillo en la más alta, edificios históricos en el casco antiguo, unas calles y plazas adoquinadas, las campanas de las iglesias —que malditas sean—, la salchicha asada en el mercado central. Esto es lo que queda.

Amigos que ya no están allí; lugares de encuentro de la juventud: bares, discotecas, el gimnasio de squash…; la chica con quien habrías podido ser feliz y que en la realidad es esposa de otro y tiene dos hijos. Esto es lo que no quedó, es tierra perdida que solo existe dentro de mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s