Mi patria chica #12

Por Inga Gaprindashvili

Cierro los ojos y veo una luz cálida…, regreso a mi país pequeño, donde me siento cómoda, segura, donde me quieren, donde no hay ni dolor ni miedo. Oigo la voz de mi abuela, tan querida, tan mía, tan necesaria. Ella me mira con mucho cariño, pasa la mano por mi cabeza y dice: todo saldrá bien, te quiero mi niña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s