Mi ciudad: Tampere

Tampere es áspera. Tiene contrastes en muchos sentidos. Su paisaje dominante es industrial, aunque alrededor del centro hay mucha naturaleza. La ciudad es famosa por su cultura alternativa, en música, cine y teatro sobre todo. Pero, a la misma vez, en Tampere se organizan algunos de los eventos de la cultura popular más grandes del país. También, ideológicamente, la ciudad está dividida en polos contrarios. La izquierda en política vive fuerte entre los ciudadanos ya desde la fundación de Tampere, a pesar de la popularidad ascendente de los partidos de derecha.

dav

El centro de la ciudad está lleno de edificios que carecen de belleza; las antiguas factorías de tejido, metal y papel, situadas a ambos lados del rápido Tammerkoski, están acompañadas por bloques de viviendas que tienen todos el mismo tono de color gris triste. Por otro lado, Tampere tiene unos paisajes maravillosos cerca del centro. Solo hace falta alejarse un kilómetro del núcleo para llegar a otro mundo. Pyynikki se llama la zona verde, un bosque, prácticamente pegado a la plaza central. Desde la punta alta del bosque se ven los dos lagos enormes que rodean Tampere.

PISPALA

De Pyynikki es fácil llegar caminando a Pispala, la zona residencial construida en un esker de grava. La característica de Pispala son las casas de madera en muchos colores, que tienen la fama de ser carísimas, o por otro lado, de estar habitadas por comunas de estudiantes. En Pispala se encuentra también el club Vastavirta (”contra corriente”), que concentra a muchos artistas de música alternativa, y es una de las caras de la subcultura local. Una vez que estás en Pispala, no puedes perderte la sauna pública más antigua del país. Rajaportin sauna es una inmersión profunda en la cultura de las saunas públicas, que antiguamente sirvieron como los únicos sitios donde los ciudadanos de las áreas urbanas podían bañarse.

La vuelta en esta ciudad de contrastes termina en la manzana de Amuri, que fue construida a partir del siglo XVIII para los trabajadores que llegaron de las otras partes del país a las fábricas de Tampere. Una parte de Amuri ha sido preservada y hoy en día es un museo. La historia de Amuri además explica parcialmente la fuerza de la ideología de la clase trabajadora.

El cantante y poeta Juice Leskinen ha descrito la ciudad en su canción Tampereen aamu así:

La mañana de Tampere,
las fábricas inhalan nuestro oxígeno.
Los patos no se hunden en el rápido;
vine aquí para ser polvo en la mejilla de Tampere.
He cruzado la línea,
me siento en las cafeterías después de la hora de cierre.

(Juice Leskinen, 1983)

Así es Tampere, áspera hasta el amanecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s