Puerto de Mogán

Por Sylvana Faddoul

Es un pueblo magnífico, tiene forma de media luna. Hay una playa segura, una marina y un paseo con muchos restaurantes diferentes, cafeterías y tiendas de recuerdos también. En Mogán puedes dar un paseo entre los coloridos edificios que están rodeados de encantadoras flores, disfrutar la playa e ir de compras. Me gusta Mogán porque es un relajante lugar de ensueño.

Por R. A.

Me gusta mucho Puerto de Mogán. Esta en el sur de Gran Canaria, en la  costa. Es un lugar muy bonito, se llama también «Pequeña Venecia «. Me gustan allí las flores, los colores, las casas, los barcos, los diferentes restaurantes y además el ambiente.

Se pueden hacer bonitas excursiones en barco para ver delfines. Eso es emocionante. Mi recomendación es una pequeña cafetería para comer excelentes dulces, por ejemplo tarta de manzana o nata con fresas y tomar un rico cafecito. 

Fuente Los Azulejos

Por Salma Chouhbi

Para las personas que le gustan las aventuras, sin duda este es uno de los mejores lugares que podemos encontrar en Gran Canaria. Cuando nos aproximamos a este lugar observamos una serie de montañas con un color turquesa especial de las rocas.

Para llegar a la fuente tenemos que subir unos 300 metros desde la carretera para disfrutar de las maravillosas piscinas naturales y de hermosos paisajes. Para mí fue una inolvidable experiencia porque es un lugar tranquilo e ideal para reflexionar.

Talleres Palermo

Por Safi

Me gustaría recomendar un lugar que se llama Talleres Palermo, un espacio de eventos, coworking y mercado de segunda mano. Además también es un bar durante los fines de semana.

Está en el barrio de Guanarteme, en la calle República Dominicana. Talleres Palermo está en un edificio viejo. Es un lugar lleno de vida y tiene muchos eventos culturales, por ejemplo, conciertos y charlas.

También se organizan festivales de diferentes gastronomías como la cocina coreana, donde puedes aprender más sobre la cultura del país, participar en la preparación de la comida tradicional y, por supuesto, comer algo sabroso. ¿Y por qué sabroso? En talleres Palermo hay una azotea del edificio donde los dueños cultivan sus verduras y hierbas que utilizan en la preparación de la comida.

Durante la semana en la planta alta del edificio se encuentra el coworking, donde pueden trabajar 20 personas. Por eso todo el mundo puede alquilar la oficina o sala de reunión.

Talleres Palermo tiene espacio muy bonito e industrial con muchas cosas y muebles usados. Dentro del local es increíble, puedes comprar cada pieza del equipo, por ejemplo, una silla donde te sientas después de tomar una cerveza.

A mí me gusta este lugar porque me recuerda a espacios en Nueva York. He vivido allí durante un año y lo adoro. Creo que todo el mundo debería visitar Talleres Palermo en Las Palmas.

Fotos: https://www.facebook.com/tallerespalermo.es

Parque Juan Pablo II

Por A. E. M.

Es un parque que está en Siete Palmas, en Las Palmas de Gran Canaria. Es grande y muy bonito, tiene hierba verde y fresca que da buen color. También hay sitios donde pueden jugar los niños, donde se puede hacer deporte y gimnasia. Es muy tranquilo y además hay lugares donde se puede comer o tomar algo. Me gusta este parque. Hay una pequeña montaña para aprender a escalar.

Vegueta

Por Rudy Le Lu

He visitado Vegueta, el casco antiguo de Las Palmas y el barrio alto de San José, encima de Vegueta. El barrio de Vegueta es de estilo colonial, marcado por la conquista española. Podemos ver pequeñas iglesias, una magnífica catedral, Santa Ana, y casas antiguas.

Luego tomamos un poco de altura por el barrio de San José. Un barrio mucho menos antiguo y más popular, con pequeños callejones y pequeñas casas coloridas en mal estado. La población parece más pobre. Los callejones son tan angostos que los coches apenas pasan.

Me gustaron mucho los dos barrios, el primero porque nos transporta en el tiempo con sus casas y edificios antiguos.

Y el segundo porque nos hace viajar con un poco de aire sudamericano con las casitas de colores y los callejones.

Cactualadea

Por Imma Alfieri

La  Cactualdea es un jardín de cactus que está en el sur de la isla, cerca de la Aldea de San Nicolás. Es una interesante atracción turística. Se puede pasear y mirar muchos cactus grandes y pequeños, importados de Madagascar, México y Guatemala. El jardín tiene además palmeras, dragos de Canarias y aloe. Hay un anfiteatro donde se desarrollan encuentros de lucha canaria y también hay una cueva guanche. Me ha encantado porque a mí me gustan mucho todas las variedades de cactus.

Playa del Cabrón

Por P. B.

Si un día quieres escapar del ruido de la ciudad o de las multitudes de las playas más populares puedes ir a la “Playa del Cabrón”. Es una pequeña playa en la costa este de Gran Canaria cerca de la localidad de Arinaga en el municipio de Agüimes a media hora en coche desde Las Palmas.

Se encuentra al pie de un camino de tierra en una hermosa bahía de aguas transparentes y una playa de arena rubia rodeada de segundas residencias.

Está más protegida del viento que la cercana playa de Arinaga y si vas entre semana te encontrarás con poca gente (a veces puedes estar solo). No tiene servicios de ningún tipo como restaurantes, bares o sombrillas, por lo que es muy apreciada por aquellos que valoran más el silencio y la tranquilidad que la comodidad, pero si quieres quedarte allí durante el día, recuerda llevar tu propia comida.

La playa está situada en dirección este-oeste así que tiene una buena exposición al sol durante todo el día y además está protegida de las corrientes marinas y del oleaje, por lo que también es apta para los niños que pueden divertirse en sus tranquilas aguas y jugando en la arena.

También es un lugar muy popular para quienes practican la fotografía submarina por su arrecife submarino poblado de vegetación, de peces y mariscos.

Dunas de Maspalomas

Por Bruno Torriuolo

Al sur de Playa del Inglés se encuentran las dunas de Maspalomas. Son una extensión de colinas arenosas que cambian constantemente la conformación debido al viento. Se extienden por cuatro kilómetros cuadrados y tienen dentro un estanque de agua salada y un bosque de palmeras, que se puede visitar a pie o en camello. La laguna vecina alberga numerosas especies de aves migratorias que se detienen allí durante el viaje de Europa a África. Encuentro este lugar, bordeando el océano, muy sugerente y completamente inusual para mí.