Microparaísos – Neblina sobre el Bentayga (Tamara Kulikova)

Gran Canaria, Caldera de Tejeda, mist is settling over Caldera

El lugar más hermoso de Gran Canaria para mí es, sin lugar a dudas, la Caldera de Tejeda. Sus poderosos roques, sus acantilados…, todo alrededor es impresionante. La primera vez que lo vi experimenté una sobredosis de belleza y sigo regresando a por más. Es hermoso en todas las estaciones, pero me gusta en invierno, cuando se viste de verde después de las lluvias.

Microparaísos – Roque Nublo, Dios del Sol (Juni Taruli)

Juni Taruli

La visión del Roque Nublo me tranquiliza cada vez que lo veo. ¿Sabe usted dónde está? Esta en Tejeda, uno de los municipios de Gran Canaria, Islas Canarias. Es una roca volcánica y se formó por una erupción volcánica hace cerca de 4,5 millones años. Su altura es de 80 metros y su parte superior está a 1.813 metros sobre el nivel del mar. Es el segundo pico más alto de la isla, después del Pico de Las Nieves.

La foto fue tomada en diciembre de 2015, con unas vistas que rodean la roca y un buen lugar bajo el sol. Aunque se ve pequeño porque la foto fue tomada desde muy lejos, muestra muy bien que está erguido allí, poderoso entre las colinas. Solo pero poderoso, ¿no es hermoso?

Microparaísos – Viajando en El Confital (Sandra Sollena)

Sandra Sollena_El Confital

Gran Canaria, una isla rica en leyendas e historia

Desde El Confital, sentada sobre una roca lávica árida por el sol, miro la ciudad de Las Palmas: su paisaje y el resultado de su civilización.
Las olas del océano se quebrantan con violencia sobre las rocas y el olor de la sal que me llega empujado por el viento, embriaga mis sentidos…y me imagino transportada a un pasado lejano en el tiempo. En este estado, me imagino que oigo jugar a los niños de las comunidades de los aborígenes que vivían en estos lugares antes de la conquista hispánica…Sus padres, sentados alrededor de unos fuegos crepitantes, cuentan historias sobre como las primeras poblaciones llegaron a la isla, leyendas sobre sus orígenes, la Atlántida, la Lemuria y sus poblaciones perdidas…
Acunada también por los cantos de las mujeres que preparan la cena, desde aquí espero la puesta de sol, mientras este otro día llega a su fin.