Voces de Polonia #5

Por Elzbieta Zadrozna

Yo nací en una pequeña ciudad que se llama Garwolin y está a unos 60 km de la capital Varsovia en dirección sur. La población ahora es de unos quince mil habitantes pero antes era mucho menos, no más de cinco mil.

Iglesia neobarroca _ 1900
Iglesia neobarroca de 1900

Dejé mi ciudad a los 18 años para ir a Varsovia a la Universidad y viví allí veinte años. Después emigré a Italia donde pasé treinta años, antes de venir a Gran Canaria. Por esta razón, no siento nostalgia de mi país porque pasé toda la vida adulta en una metrópoli como es Varsovia y en Italia en una estupenda ciudad antigua, Ascoli Piceno. Por eso me gusta mucho vivir en Gran Canaria, porque en Las Palmas hay una parte antigua con la arquitectura muy interesante. Si a veces extraño algo, son los platos típicos de la cocina polaca y mis amigos, pero ellos ya han venido aquí a verme y seguramente volverán de nuevo en el futuro. Ellos continúan viviendo en el mismo lugar durante toda la vida. Pienso que no volveré un día a mi país natal porque no veo la razón. Cuando quiero ver a mis amigos pueden venir aquí si quieren.
Si no hubiera venido a Canarias me habr
ía ido a vivir al sudeste asiático, que conozco muy bien, pero ciertamente no habría vuelto ni a Polonia ni a Italia.

Eterna emigrante feliz.

Voces de Polonia #4

Por Wojciech Sieminski

Soy de Polonia. Nací en Lublin, la ciudad más grande al este de Varsovia. Aunque es una ciudad bastante grande, tiene un ambiente local. Cuando era pequeño se decía que era como Roma, situada entre siete colinas, pero la verdad es que en Lublin hay muchas más colinas. Es una ciudad hermosa, antigua y muy pintoresca. Tiene un barrio antiguo con el castillo en la colina en el centro de la ciudad.

Lublin 1
Salí de Polonia hace dos años y medio, junto con mi esposa y mis dos hijas, que entonces tenían dos y cuatro años. Decidimos navegar alrededor del mundo en un yate de vela, sin prisa.
Pero cuando llegamos a las Islas Canarias, después de unos meses de navegación, fuimos atraídos aquí por el clima local, una cultura diferente, pero sobre todo por la gente. Así que decidimos parar aquí un poco más para conocer la cultura española y canaria, y especialmente para aprender español.
Echamos de menos Polonia, con sus cuatros estaciones expresivas, con nieve invernal, pero sobre todo las costumbres navideñas polacas y las relaciones familiares.
Aunque amamos mucho nuestro país, las Islas Canarias se han convertido para nosotros en una pequeña segunda patria.

Lublin 2
Las Palmas es un poco similar a Lublin, porque también tiene muchas colinas y tiene un barrio antiguo casi tan viejo como hay en Lublin. Pero aquí el sol brilla casi siempre, la gente parece sonreír más a menudo, es más abierta, amable y casi siempre está dispuesta a ayudar.
Para nosotros, cada lugar que visitamos significa principalmente la gente que conocemos allí. Hay mucha gente maravillosa en Polonia, pero aquí también, y de manera diferente. Es fantástico y muy atractivo. También la diversidad de cultura, costumbres, arquitectura en Las Palmas y, en general, en las Islas Canarias en comparación con Polonia es extremadamente diferente y atractiva para nosotros. Y, además, una de las personas más agradables que hemos conocido aquí, con un sentido de humor inusualmente maravilloso, es nuestra profesora de español en la escuela.

Lublin 3
Por supuesto, volveremos a Polonia, naturalmente después de (¿y quizás sin…?) terminar  de navegar alrededor del mundo, porque es nuestra patria, que amamos, y no imaginamos la vida para siempre en otro país. Pero entonces, en nuestros corazones tendremos por siempre un recuerdo indeleble y extremadamente positivo de tantas personas maravillosas en las Islas Canarias que ya conocimos y que seguramente todavía conoceremos aquí. Y también, de tantos lugares hermosos que visitamos aquí. Probablemente para siempre las Islas Canarias seguirán siendo para nosotros nuestra segunda pequeña patria, y especialmente para nuestras dos hijas, que aunque ahora son muy pequeñas, ya hablan español con fluidez.
Así que, gracias por todo.