Mi ciudad: Kazán

Mi ciudad es Kazán. Mi ciudad está a 800 km de Moscú, cerca del río Volga. Mi ciudad es muy grande, hay un miilón y medio de habitantes. En mi ciudad hay muchos campos deportivos, restaurantes y tiendas. Mi ciudad tiene catedral y mezquita, y también la universidad famosa donde estudiaron Lenin, Tolstoi, Lobachevsky, etc.

Me gusta mi ciudad porque es muy bonita, limpia y hay muchas actividades. Lo malo es que muy frío en otoño e invierno, hace calor solo de mayo a septiembre. En mi ciudad se puede hacer deporte, pasear por el barrio antiguo, visitar museos y visitar la isla bonita en el Volga que se llama Sviyazhsk.

Mi ciudad: Los Ángeles

Mi ciudad es Los Ángeles, su nombre es demasiado largo para el estilo de vida rápido de los estadounidenses, entonces todos la llaman LA.

LA está en el sur del estado y por eso hay un clima muy agradable todo el año. Además hay diferentes paisajes como las playas de Santa Mónica o Malibú, el desierto de Topanga, y las montañas del norte de Hollywood, lugar del famoso letrero; lejos hay parques donde viven zorros y coyotes, como prueba de que el oeste es todavía salvaje.

Los Ángeles es la ciudad mas grande de la California, tiene una superficie más del doble que la de Madrid. El centro antiguo, o “Downtown”, se llama Los Ángeles. Los otros barrios se llaman Hollywood, Beverly Hills, Santa Mónica, Malibú, Venice, Culver City, Pasadena, San Pedro, solo por nombrar algunos, hay muchos más.

Los Ángeles es ideal si te encanta el cine. Probablemente es la ciudad mas fotografiada del mundo y viviendo allí se pueden encontrar estrellas de cine en el supermercado o en el tráfico sentada en el coche a tu lado. Los Ángeles tiene mucho de todo, museos y salas de conciertos, estadios y parques, galerías y restaurantes internacionales, es una ciudad muy cosmopolita. Lo que me encanta es su arquitectura moderna. LA tiene muchos edificios diseñados por la mayoría de los mas importantes arquitectos del siglo XX.

Lo malo de Los Ángeles es el trafico horrible. La ciudad no tiene un buen transporte público y los losangelinos se mueven en coche. Este tráfico crea una nube amarilla sobre la ciudad que se puede ver desde fuera.

Mi ciudad: El Cairo

Mi ciudad es El Cairo, Egipto. Mi ciudad está en su lista de visita obligada. En mi ciudad hay muchos sitios históricos como pirámides, monumentos, y mercados. Mi ciudad tiene la mejor pizza que he comido, mejor que cualquier otra en América, Italia, o cualquiera de los otros 50 países que he visitado.

Mi ciudad es ideal para un viajero que busca aventura. Me gusta mi ciudad porque no hay nada igual en el mundo. Lo malo es que hay muchas personas que no tienen educación, trabajos, o hogares. En mi ciudad se puede visitar un mundo en el que nunca has estado en tu vida y volver a casa con recuerdos que nunca olvidarás.

Mi ciudad: Klaipeda

Klaipeda es una pequeña ciudad portuaria que tiene solo ciento cincuenta mil habitantes. Mi ciudad está en el oeste de Lituania, a orillas del mar Báltico. En mi ciudad está la reserva Trenza de Curlandia protegida por la UNESCO que es famosa por las dunas hermosas y pinos de mástil. Klaipeda es ideal para trabajar y vivir tranquilo.

Tiene mucha arquitectura alemana. Mejor visitarla en verano porque hace calor y se puede ver la naturaleza bonita, pasear por la playa y ver caras felices. En otoño e invierno la ciudad y su habitantes están muy tristes debido al mal tiempo. 

Caleidoscopio 2020 (Suiza, Zúrich)

Soy de de Suiza, de Zúrich. De mi país echo de menos a mi familia y amigos.

He estado viviendo aquí y saliendo fuera los últimos dos años y medio. Me gusta mucho Gran Canaria por la gente, que es muy cálida y servicial. Las Palmas siempre ha sido muy especial para mí, ya que venía aquí de pequeña. He celebrado aquí los mejores recuerdos de Navidad y Año Nuevo con mi familia.

Caleidoscopio 2020 (Estados Unidos, San Francisco)

Llevo en Las Palmas desde julio. Extraño a mi familia y amigos. A veces echo de menos tener un refrigerador más grande, para no tener que comprar comida con tanta frecuencia. También extraño la buena comida asiática, pero me he ajustado.

Amo la vida aquí. Mientras echo de menos la comida asiática, he encontrado el menú del día, el venezolano y muchas otros. La gente es muy amable y familiar. Las abuelas suelen hablar con mi hija de cinco años. Puedo ser más activo y estar en contacto con la naturaleza. Ahora puedo hacer deporte todos los días del año, entre senderismo, ciclismo, baloncesto, tenis, voleibol y surf. ¡Es asombroso!